17 febrero 2015

vogue.es - Magicstripes, el secreto de sus ojos

Estas tiritas de silicona invisibles consiguen un efecto lifting en los párpados de forma puntual y sin necesidad de cirugía. Hablamos con su descubridora.

Bill Kaulitz –cantante de Tokio Hotel– es otra de las celebs que se apuntan a estas tiritas mágicas exportadas a Europa por la make-up artist Natalie Franz. Ella misma cuenta la historia de su descubrimiento en su página web: "buscando nuevas inspiraciones y técnicas, encontré un producto en uno de mis viajes a Tokio, hace 4 años. Las mujeres allí suelen levantar sus párpados para aumentar su ojo ópticamente. En Asia, los ojos grandes y redondos están vistos como un ideal de belleza. Por curiosidad, decidí probarlo inmediatamente y me quedé maravillada por su efecto. En pocos pasos, parecía más fresca y varios años más joven. Desde entonces las he usado diariamente y también para mis clientes en las sesiones de fotos, shows en directo, etc. El feedback fue tan positivo que decidí comercializar el producto en el mercado europeo".

"Si hubiera más productos y trucos de este tipo, imagino que la tendencia de la cirugía estética decrecería."
Natalie Franz


Intrigada por este descubrimiento, le pregunto si las Magictripes ya se denominaban de esta manera. "No, no se llamaban Magictripes. Después de tropezar con ellas en Japón, tuve la idea de encontrar más productos innovadores de este tipo que aún no existían en el mercado europeo y que yo misma quería usar, productos que ayudan a conseguir resultados increíbles con el mínimo esfuerzo", nos cuenta. Y es que después de 15 años como makeup artist, "he aprendido a ver dónde están los nichos del mercado. Magictripes iba a ser el primer producto de su clase. La idea de MAGICSTRIPES había nacido", cuenta ilusionada.

Aconsejadas para todo tipo de edades, según su descubridora, las Magicstripes son aún más notables en párpados caídos, tal y como muestran muchas de las imágenes y los vídeos demostrativos de su web desde donde se puede adquirir una caja de 64 piezas –no reutilizables– por 19 euros en dos posibles tamaños dependiendo del caso.

Para comercializarlo, Natalie hizo sus propios cambios y mejoras. "No son exactamente las que encontré en Tokio. Hemos adaptado el tamaño al ojo europeo. También hay dos tamaños diferentes, S y M. Las tiritas pequeñas pueden ser usadas para ojos normales o hundidos, y las grandes para los párpados caídos. Las Magicstripes fueron desarrolladas gracias a mis 20 años de experiencia de trabajo como make-up artist: el tamaño adecuado, la adhesión adecuada, la textura adecuada", explica.

Natalie Franz que ha trabajado con celebrities de la talla de Jennifer Connelly, Taylor Swift y Lady Gaga o fotógrafos como Steven Klein, Ellen von Unwerth y Karl Lagerfeld apunta que suele usar las Magicstripes en las sesiones de fotos. "Por ejemplo, en las modelos que han tenido un viaje en avión de larga distancia y parecen un poco cansadas. Con Magicstripes puedo abrir sus ojos y hacerlas parecer más frescas y despiertas. Lo mismo pasa con la red carpet", termina. ¿Una curiosidad? "Yo las uso personalmente todos los días porque mis ojos son asimétricos. Mi ojo izquierdo es un poco más pequeño que el derecho. Solo uso una tirita para mi ojo izquierdo que nivela esa diferencia", desvela.

¿Estamos ante el principio del fin de la cirugía? "Con la ayuda de nuestros productos, todas las mujeres puenden corregir visualmente las imperfecciones y por tanto, no solo parecer más frescas y jóvenes, sino también sentirse como tal. Puedes evitar la cirugía y los riesgos asociados a ella pero conseguir los mismos efectos", responde Natalie, segura de sus Magicstripes. "Si hubiera más productos y trucos de este tipo, imagino que la tendencia de la cirugía estética decrecería", termina. Solo el tiempo lo dirá.

INFO