27 agosto 2015

chilango.com - Checa la entrevista Tokio Hotel vuelve a México y platicamos con ellos


Tokio Hotel, esa banda que irrumpió la escena hace una década, ha cambiado. Se separaron después de su tercer disco Humanoid (2009), se cortaron el cabello, se juntaron de nuevo, presentaron nuevo disco llamado Kings of Suburbia (2014) y, después de cinco años, volverán a México.

El 1 de septiembre la banda alemana se presentará en el Pepsi Center y tuvimos la oportunidad de platicar con los hermanos Kaulitz, Bill (vocalista) y Tom (guitarrista/tecladista) de la banda. Leéla a continuación.

Han pasado varios años desde su última visita a México, ¿esperan una respuesta igual de parte de sus fans o creen que de alguna manera ya "superaron" a la banda?

Bill Kaulitz: Sabíamos desde el principio que México sería parte de la gira y estamos súper felices de poder tocar nuevamente allá y de poder llevar el show como lo hacemos en Europa.

Espero que el concierto sea grandioso, todos los shows en México siempre son muy divertidos, enérgicos, así que estamos muy emocionados de volver y poder ver nuevamente a los fans, porque ha pasado mucho tiempo desde la última vez.

¿Recuerdan algo de ese último concierto en el Palacio de los Deportes en el 2010?

BK: ¿No fue ese en el que tuvimos que salir del escenario?

Sí, ése fue...

BK: La audiencia se puso muy frenética, así que tuvimos que detener el show por unos minutos y salir del escenario, había mucha locura. Es grandioso cuando ves a la gente tan emocionada. Tengo muchos recuerdos de esas fechas, tuvimos una firma de autógrafos promocionando nuestro disco y fue genial.

Se separaron un tiempo, lanzaron nuevo disco, Kings of Suburbia, y volvieron con un tour este año, ¿esta gira se siente como en los viejos tiempos, es mejor, es peor?

BK: La gira es muy diferente a las anteriores porque los lugares son diferentes, la música es diferente, el disco es mucho más electrónico que todo lo que hemos hecho antes. Tratamos de salirnos de nuestra zona de confort: todos tocamos nuevos instrumentos y preparamos el show de manera distinta, todos buscamos nuevas maneras creativas de tocar y ejecutar las canciones en vivo. Incluso dejamos los grandes escenarios para tocar en clubs o lugares cerrados más pequeños, que sea como una gran fiesta, una gran celebración, y para eso tenemos que apoyarnos en el venue.

Es un reto más grande pero queremos mantenerlo interesante y tocamos sintetizadores y demás, logramos llevar nuestra música a otro nivel.

En el sentido de la conexión con los fans o entre nosotros mismos sí sigue siendo como en los viejos tiempos.

La gente ha cambiado, la música ha cambiado, Tokio Hotel ha cambiado. Surgieron en una época muy diferente (MySpace, emos, scene queens) y hoy todo es diferente (EDM, YOLO, SWAG) ¿cómo siente la banda estos cambios?

BK: Estuvimos un poco fuera desde la grabación del disco pasado y la grabación del ultimo, entonces todos cambiamos como personas, y en el álbum quisimos reflejar la música que disfrutamos. Lo que pasó es que terminó siendo más electrónico porque nos tomamos el tiempo de producir todo, tuvimos el tiempo de componer juntos, de explorar otras cosas, sintetizadores, teclados y eso es lo que nos gusta ahora.

Estuvimos mucho más involucrados con la tecnología, con la fiesta, la vida noctura, vimos muchos DJs, entonces este cambio fue natural, se dio por cómo cambiamos nosotros, nunca lo forzamos.

Como dices, el disco se hizo de una manera diferente, ¿fue más difícil o más sencillo?

BK: No lo sé, creo que no fue difícil, porque nunca tuvimos presión de la disquera de sacarlo en cierto tiempo y eso fue una cosa buena.

Tom Kaulitz: Eso fue hacer las cosas como la primera vez, divertirnos mientras escribíamos, componíamos y producíamos las canciones. Teníamos muchos temas y no teníamos la presión, fue algo muy libre. De hecho, sí, fue más sencillo.

¿Siguieron en contacto después de su separación, escribieron el disco juntos?

BK: El proceso es diferente cada vez, la mayor parte de este disco sí fue así, la preproducción la hicimos en nuestro studio Tom y yo, después ya nos juntamos todos y las trabajabamos más. Algunas veces nos encerrabamos todos en el estudio, de hecho, estuvimos en dos: uno en Los Ángeles, otras veces en Alemania, en Hamburgo.

Algunas veces utilizamos secuencias de baterías en la composición, luego ya se agregaba Gustav y las tocaba y las mejoraba. Fue algo my electrónico, en veces no puedes hacer música sin instrumentos reales, otras veces puedes usar programaciones en la computadora, lo interesante es mezclarlo y tocarlo en vivo junto. Llevar el disco a un escenario implica un proceso muy diferente.

Su concierto en el DF es el 1ero de septiemrbre, el día de cumpleaños de Bill y Tom, ¿esperan hacer algo especial?

BK: De hecho es la primera vez que tenemos un concierto en nuestro cumpleaños, creo que celebrar en el escenario con todos los fans será muy especial para los dos. Seguro que haremos algo especial para el show.

INFO